Me quejo,  Reflexiones

Hoy en: consejos de mierda…

Hace unos días, leí un tuit.

Era el tweet de una chica con bastantes seguidores, que decía que le había dicho a su hija que, cuando pensase en qué ser de mayor, no se dedicase a aquello que le gustase, sino a aquello que se le dé bien y dejase lo que le gusta para sus tiempos libres. En plan, si te gusta pintar, apuntate a clases de pintura pero no hagas Bellas Artes.

Todo bien. Excepto porque a mí, a título personal, me parece un consejo de mierda.

Vamos a ver. Como planteamiento funcionalista, muy guay. Pero seamos realistas, echamos 8-10 horas al día (cuando no más) trabajando, como para trabajar en algo que odias. Porque, ¡¡SORPRESA!! puede que odies hacer algo que se te da de puta madre, o que lo odies por dedicarte a ello aunque lo hagas en tus ratos libres y se te de bien.

Ejemplo práctico: yo estuve trabajando un año fregando platos y cocinando. Se me daba de puta madre, pero lo odiaba y estaba amargada día si día también, y eso que cocinar es algo que de normal en mi casa me relaja. Hasta los cojones mismos acabé.

A lo que voy, es a que generalmente (porque hay gente para todo y depende del concepto que tengas del trabajo) puedes trabajar en algo que no te gusta pero que te da dinero/se te da bien/[motivo aleatorio aquí] durante un tiempo limitado de tiempo.

En cambio, no hay mayor satisfacción que cobrar por hacer algo que te mueve por dentro, que te gusta, que te hace sentir bien. Incluso aunque dediques más horas detrás que haciendo algo que se te da bien y no te suponga mucho, las haces con gusto. Y habrá días que estés hasta el culo, como todos, pero el balance es positivo.

Somos personas diversas, con gustos diferentes (y menos mal). No a todos nos gusta lo mismo. Si no, iríamos de culo. Habrá quien de prioridad al lugar en donde viva y no al trabajo que haga, o al dinero que cobre todos los meses, o cualquier otra cosa y le de igual de qué trabaje. Pero, desde mi punto de vista y mi más humilde opinión basada en mi experiencia (no extrapolable a todos los mortales, obviamente, porque es subjetiva), eso es algo que acaba pasando.

No hay una edad límite para soñar, para estudiar, para formarse o para dar un giro a la vida profesional. Los americanos, por ejemplo, lo hacen constantemente y nadie se espanta. Abogados que pasan a ser profesores de yoga, jefes de grandes empresas que vuelven a la universidad para estudiar aquello que no pudieron. Aquí, parece que si haces algo así, es porque que te ha dado un parraque en la cabeza por lo menos.

A lo que voy: que nunca es tarde. Y hacer algo que se te da bien, pues vale, puede que a ti te encaje. Pero como consejo, me parece una mierda. Porque cuando trabajas de aquello que te gusta, aunque estés más horas, el tiempo te pasa más rápido y la recompensa es tres veces mayor. Mínimo. Todo esto dejando a un lado, por supuesto, que lo que te guste puede dársete de puta madre. O dedicarle tantas horas que se te de mejor que al común de los mortales. Que parece que esta chica no ha pensado en esto.

También mencionaba que recomendaba eso porque ella trabajaba en algo que le gustaba pero le quemaban todas las cosas que había que mejorar y cambiar. Obviamente, también hay que partir de la base de que todas las profesiones y puestos de trabajo tienen cosas mejorables, tampoco hay que idealizar los trabajos. Ya lo vimos con la «vocación» en tiempos de pandemia.  Yo me doy de bruces con ello cada día en sexología, que encima nadie nos reconoce nada. Pero prefiero luchar porque ello, que estar haciendo otras cosas que odie, pero se me den mejor. 

En definitiva, haced lo que os de la gana, pero no deis consejos de mierda. Que luego pasa lo que pasa. Y si podéis, dedicaos a aquello que os llene por dentro, os lo dice alguien que ha llorado de felicidad y emoción al haber encontrado lo suyo.

La vida es demasiado corta para dedicar 1/3 de cada día en hacer algo que no te guste.

4 Comments

  • Susana

    Estoy totalmente de acuerdo contigo y en lo referente a tu pasado de fregar platos seguramente era la gente de mierda que te rodeaba, con algunas excepciones, lo que no te dejó disfrutar del trabajo. Muack

  • Yolanda

    Tengo 49 años y me estoy sacando la ESO, no la necesito por trabajo ni nada parecido pero…la necesito para mí, única y exclusivamente. No aprobé cuando estaba en EGB el graduado y luego empecé a trabajar y luego me casé y luego tuve hijos,tres, y en fin, que lo fui dejando o no encontraba el momento adecuado. En enero dejé de trabajar porque a mi madre le diagnosticaron cáncer y yo quería cuidarla y ese fué el momento. Jamás es tarde para hacer lo que deseamos o lo que no hemos podido hacer en su momento o por circunstancias, estoy deseando empezar el curso,hago tercero y cuarto a la vez. Hay gente que te comenta que ya son ganas si no lo necesitas!!! Pues señoras y señores, SÍ lo necesito…PARA MÍ
    UN BESAZO 😘😘

    • Natalia Cachafeiro

      Ojalá más gente con tu determinación, que tuviese claro que nunca es tarde y que hay que luchar por lo que uno quiere. Muchísimo ánimo, todo lo que estás haciendo es maravilloso y admirable!
      Besos enormes!!! ♥️♥️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como sabes, esta web utiliza cookies.