El sexo y yo,  Humor

Yo lo que quiero es echar un polvo

Hace unos días me puse a hablar con unas amigas de lo que teníamos ganas de hacer “cuando acabase todo”. Esta cuarentena está ya haciéndose cuesta arriba y empezamos a echar de menos cosas que, antes, dábamos por supuestas: cortar el pelo, visitar a familiares, pasear por la playa, depilarte, comprar pijamas…

Pues mira, yo de lo que tengo ganas es de follar. Punto pelota. Tengo ganas de salir, de tomarme un par de copas, de conocer gente nueva y de pasármelo bien. De ver un mundo nuevo de luz y de color fuera de las cuatro pareces de mi casa. Es que cuando pueda volver a follar seguramente se me haya cosido el chirri solo o salga un murciélago cuando me la vayan a meter. Ahora que había cogido carrerilla.

Emma Stone llorar echar un polvo

Es que vamos a ver, quién sabe como será la forma de ligar ahora… ¿iremos con un termómetro en el bolso “pa porsi”? ¿o intentaremos dar un beso en la frente pa ver si tiene fiebre pero con disimulo? ¿sacaremos los tests rápidos de anticuerpos del bolso mientras preguntamos con voz golosona a quien nos gusta…?:

— En los últimos quince días… ¿has tosido? 😏

— No

— ¡Premio! ¡Ven p’aca!

Y ya estaría. Solucionado. VÍA LIBRE.

Yo solo tengo que preguntar en qué fase podremos empezar a intentar arrejuntarnos, porque entones la que va a ponerse a llorar a dos metros de Ayuso en la Almudena por la muerte de su chirri en la flor de la vida y de su juventud, todo culpa de un virus que nos ha tenido a todos confinados, voy a ser yo. Porque por mucho que digan, hacértelo tú misma, no es lo mismo.  Por placentero que pueda ser.

Se supone que a partir del sábado se podía salir a correr y hacer deporte. Yo no lo voy a hacer porque correr no es lo mío, odio que me boten las tetas. Mis tetas existen para ser tratadas con amor. Punto.

Pero follar es cardio, ¿no? Lo único que vamos a tener que hacerlo con mascarilla y en la calle, y a mí de momento me queda algo de dignidad… O eso creo. ¿¡O es que no reconozco la dignidad cuando la veo!?

Hasta el gato lo sabría.

Bueno, vamos a asumir que me queda algo de dignidad a pesar de estos posts míos en los que digo que se me regeneran los epitelios vulvares, y recemos porque podamos volver a ligar con normalidad, con nueva normalidad o con lo que sea.

Que también UNA COSA VOY A DECIR. Hay gente que está recomendando follar con mascarilla, posturas que no sean cara a cara, sin besos en la boca… Pero vamos a ver, ¿estamos tontos? Que eso puede ser placentero y todo lo que quieras, pero que yo cuando quiero estar con alguien no quiero estar pensando “ay, esto no lo voy a hacer que voy a coger el bicho de los huevos”. NO. Yo quiero dejarme llevar, disfrutar, reir, acariciar, besar y abrazar. Sin límite. Y morrear, también sin límite. Si tenemos que esperar, pues… qué remedio.

Esto nos lo tenemos que tomar con “falosofía”, como decía el chiquín de Operación Triunfo, porque la vida parece corta, pero como se ponga dura parece más larga. Y la cuarentena, también.

AVISO A NAVEGANTES: 
Por favor, recordad: blog de humor. Es lo primero que se lee debajo del nombre cuando entráis en la web. Es un blog personal y de humor, así que tomémonos las cosas con humor. Está claro que tengo ganas de ver a mi familia, de respirar aire puro y de hacer otras muchas cosas, y no tengo menos ganas de todo ello porque tenga más ganas de echar un polvo que de ir a comprar pijamas. Fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como sabes, esta web utiliza cookies.