Humor

¿Amigos o Buitres?

El otro día quedé con una amiga de la facultad y, después de ponernos al día con todo esto de la pandemia, nos pusimos a hablar de hombres. Onvres, más bien.

Nos llamó la atención encontrar un perfil recurrente. Incluso podríamos decir que nos dio un poco de apurito. Me refiero a ese amigo que no sabes si es amigo o si en realidad es un buitre.

Pero empecemos por el principio.

Los buitres son aves que se alimentan de animales muertos, de carroña. No lo digo yo, lo dice la Wikipedia. Pero en este contexto, hablamos de buitre para referirnos a ese “amigo” que está esperando pacientemente a que tengas alguna desgracia amorosa que te haga especialmente vulnerable para meterte ficha, pico, entrarte o lo que surja.

Sus intenciones están claras: llevarte al huerto y esperará para ello lo que haga falta hasta poder llevarse los restos que ha dejado tu relación, lío o polvo anterior, y lo hará sin ningún tipo de pudor.

Esto no quiere decir que todos tus amigos sean buitres, ni siquiera los amigos que pueden haberse enamorado de una amiga suya, que haberlos, hailos.

Pero entonces, ¿cómo diferenciamos a un buitre de un amigo de verdad que simplemente está coladito y ya está? Muy sencillo.

amigos o buitres

Los buitres no son amigos

Aquí no se aplica lo de que los peces son amigos, no comida. Los buitres son buitres.

El buitre es un ave rapaz que está esperando para ver si logra algo contigo, y se pone un disfraz de amigo para conseguirlo. Está ahí cuando lo necesitas, pero en última instancia sus intenciones no son limpias.

Igual estás hablando tranquilamente con él y de golpe te suelta alguna ficha con segundas intenciones sin venir a cuento. O te hace algún comentario sobre tu relación intentando sembrar una semilla de duda.

Los amigos, aunque estuviesen pillados, no harían tal cosa. Intentarían apoyarte y darte el mejor consejo, aunque les encantaría que acabases en día con ellos. Pero, por delante son amigos, y los amigos se apoyan entre ellos y quieren lo mejor y la felicidad del otro.

Solo sabes de ellos si creen tener posibilidades

Los buitres solo tienen una finalidad: conseguir la carroña. Es decir, es probable que en el momento en el que se echen novia o tú tengas novio y vean que no hay posibilidades contigo, pasen olímpicamente de ti.

Un amigo, en principio, no pasaría de ti por tener pareja uno de los dos. El buitre se queda si hay posibilidad de conseguir algo, o en su cabeza al menos lo cree así.

El modus operandi

El modus operandi de los buitres es singular y sutil. O no tan sutil, dependiendo de la destreza que gasten. Habrá algunos que parecerán los buitres que están esperando a que se muera la bruja al final de Blancanieves. Cero sutileza, vamos.

Pero, en principio, digamos que son sutiles.

De este apartado hemos ido hablando poco a poco a lo largo de todo el artículo, pero vamos a ver si soy capaz de recopilarlo en pocas palabras.

Los buitres se harán pasar por tus amigos: estoy aquí para ti, lo que necesites… y cuando tengas algún problema con tu pareja, serán los primeros que estarán ahí. Al principio, sus bromas y fichas te resultarán graciosas. Poco a poco, sus fichas (que al principio no sabrás si son fichas o no si son sutiles como debería ser) te dejarán un poco confusa.

amigos o buitres
«Estabamos hablando tranquilamente y de repente me soltó esto que es un poco raro y no sé si me estaba tirando la caña o no…». Sorpresa.

Si eres avispada, te darás cuenta de que los consejos que te están dando con tu pareja, igual no son los mejores. Son consejos que solo juegan en su beneficio. Ensalzarán los defectos de tu pareja de la relación (que ninguna es perfecta) de manera muy sutil, hasta que te lo acabes por creer.

Si tú no te das cuenta porque te has tragado el rollo de que es amigo, seguro que la gente de tu entorno se da cuenta cuando le hables de él.

En el mejor de los casos el buitre sale con la suya y te acabas liando con él. En el mejor de los casos para ti, te das cuenta de que es un buitre que solo tiene hambre y le mandarás a tomar viento.

Algunos ejemplos…

Estamos CANSADAS de ver buitres. En televisión, en novelas, en nuestro día a día…

El más reciente y televisivo es Toni, de La isla de las Tentaciones. También Leonard en The Big Bang Theory tiene sus momentos de buitre, aunque tiene cosas de amigo.

En La que se avecina hay muchos buitres, pero el más reseñable es Amador. Siempre revoloteando a ver si pesca. Y por no poner ejemplos solo masculinos (aunque son mayoría), Judith cuando se cuelga de Javi. Porque sí, antes de que me digais nada, sí, también hay buitras.

Buitrón, buitrón, buitrón…

Pero, a estos ejemplos, les dedicaré un post porque tienen muuuuucha mucha chicha…

Así que, queridas, ya sabéis. Ojito con los «amigos» buitres, que solo buscan carroña.

¿Os dais cuenta de algún ejemplo más? ¿Habéis tenido experiencias personales con buitres?

Os leo 👀⬇️

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como sabes, esta web utiliza cookies.